¿QUÉ FUE DE ELLOS? : La vuelta de Luis Zarza

Luis Zarza

¡Estrenamos nueva categoría en nuestro Blog.!

Aquí os contamos que fue de toda esa gente que paso por la Free y después de un tiempo voló del nido. ¡Hoy toca Luis Zarza! ¿Cómo llego a la Free? ¿Qué fue de él? ¿En qué le ayudo pasar por nuestra casa? ¡Nos lo cuenta!

 

Antes de llegar a la Free(house) era el típico millennial más perdido que “Spiderman en un descampao” con una incipiente carrera en el mundo del marketing y el desarrollo web. Por aquel entonces vivía en Madrid, trabajaba como un loco solo desde mi piso, engullía libros y todo tipo cursos online. Yo pensaba que debía convertirme en un experto mundial antes de poder ir a pedir trabajo a una buena empresa o antes de iniciar mi propio proyecto. De lo que me dí cuenta más tarde (en la Free) es que el proceso es más bien al contrario.

Pensaba que tenía que saberlo todo antes de lanzarme a “hacer” cualquier cosa en el mundo real, y que “todo eso” que necesitaba lo encontraría en los libros y en los video-tutoriales. Los cuales no digo que sean malos, pero simplemente no son suficientes. Y no mencionaré nada del tema universidad, porque eso es para echarle de comer aparte.

Decidí salir de mi habitación al mundo real y exponerme, porque yo tenía pánico a quedar en ridículo y a que pensaran “pero este qué hace aquí”. Acudí entonces a un famoso evento de emprendedores llamado Startup Weekend. Me presenté allí con mi bajo nivel de negocios y sin saber muy bien qué podía aportar, pero eso sí con mucha curiosidad. Hice mía la frase “si alguien tiene ética de trabajo, buen gusto, honradez y curiosidad, puede conseguir todo lo que se proponga”. Resultó que no era tan malo como yo me pensaba o al menos no era tan malo al elegir la idea ganadora y formar el equipo de trabajo, porque ese concurso lo ganamos y como premio nos dieron “ser incubados” en la Free.

Desde el día uno, en realidad fue un 3 de enero, me dí cuenta de que esto del emprendimiento no era ni tan cool como cuentan ni tampoco tan difícil como parece. Pero ahí estábamos los cuatro Mariona, Carlos, Santi y yo, formando “Competis” y dispuestos a comernos el mundo.

Recuerdo escuchar en las reuniones de trabajo frases como “hacer la siembra”, “prostituirse”, “tenemos que decidir si queremos casa de paja o casa de hormigón” y todo un elenco de metáforas que aplicadas al mundo de los negocios tenían todo el sentido del mundo. Es toda esa enseñanza la que tanta falta hace en las universidades y los colegios.

Uno de mis temores (miedo al ridículo) quedó expuesto nada más llegar, reuniones con inversores, encuestas a pie de calle para testear el mercado al que queríamos dirigirnos, exposiciones/presentaciones en público. Todo eso, con la paciencia suficiente, me ayudó a superarlo.

Otro de los valores importantes para emprender, aprender a ser sociable y a relacionarte con todo tipo de gente, también lo adquirí/mejoré muchísimo aquí. Cada día interactúas, lo quieras o no con mucha gente que te pregunta y que incluso te cuestiona, a veces, lo que haces. Lo cual te obliga a ser rápido de mente y aparte te da un feedback increíble.

Finalmente el proyecto por el que vinimos aquí no funcionó, quizás porque los que formábamos el grupo no estaba preparado, quizás porque la idea no era buena o quizás una combinación. Pero eso daba igual porque algo ya había cambiado, se había impregnado en mí un confianza y unos valores que son cruciales para todo lo que hago hoy en día.

Ahora vivo en Barcelona donde tengo mi negocio, luiszarza.com, con cual ayudo a pequeñas y medianas empresas a convertir clicks en € a través de las páginas webs.

Además co-organizo una reunión mensual de expertos en WordPress llamada “Barcelona WordPress Meetup in English” en la cual damos charlas y ayudamos a la gente que quiere aprender sobre esta tecnología en inglés.

 

Gracias Freehouse!

Un comentario sobre “¿QUÉ FUE DE ELLOS? : La vuelta de Luis Zarza

  1. Qué chulo quedó el artículo 🙂 Y doy fe de que estás impregnado con el espíritu de la Free, Hay cosas que tienes muy claras, y una de ellas es la persistencia y el “hay que trabajar”, evitar divagaciones y ACTUAR, ingeniería inversa y un sinfín de consejos sobre emprendimiento que tengo la suerte de poder escuchar cada día. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *